gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura
Sábado, 16 de diciembre de 2017
Baroja
GIPUZKOAKULTURA.NET > GUÍAS DE LECTURA > ÁNGELA FIGUERA AYMERICH, TODAVÍA
Ángela Figuera Aymerich
ANGELA FIGUERA AYMERICHEN HAUR POESIA

Itzuli

Canciones para todo el año

Es claro que en nuestras dos autoras la poesía para niños es ante todo magia verbal quintaesenciada. Especialmente en Gloria Fuertes, las nanas, villancicos, adivinanzas, aleluyas, retahílas, canciones de comba o de corro, trabalenguas, aguinaldos, etc. fluyen de todo un manantial irrestañable en el que el niño con seguridad se sentirá representado. Por otra parte, así ha definido las Canciones Amelia Álvarez Cienfuegos:

"son graciosas, ágiles, fáciles de memorizar. Este lenguaje se halla salpicado de ecos populares y su belleza lírica estimula la transmisión oral. Lo mismo ocurre en los cuentos y adivinanzas, refrendadas también por su origen popular. En todo ello conecta con la precisión sentenciosa del antiguo cancionero. Es nota caracteristica -porque así sucede en muchos finales de sus poemas- la selección de rasgos expresivos coronando los temas con sentencias epigramáticas" (13). Ángela Figuera abandona en esta obra la literatura fabulística y el mensaje formativo para dedicarse al puro juego poético. Una de las composiciones, "Jugando" (O. C., p. 411), transmite sin tapujos la raíz lúdica del libro:


-¿Redonda? / -La luna. / -¿Redondo? / -El sol. / -¿Redonda? / -La bola. / -¿Redondo? /
-El balón (...)".


La bilbaína exprime aquí, más que en los Cuentos, toda su savia poética y lingüística. El poema que abre el libro, "El sol" (O. C. , p. 403), empieza con la descripción del amanecer y el ocaso creada a partir de la gregueria. La belleza resultante es sobrecogedora:


"El sol es una gran naranja. / -y ¿quién la exprime? / -Los labios de la aurora / cuan-
do sonríe.1! El sol es un fresón maduro. / -y ¿quién lo come? / -Lo comen las mon-
tañas/y el horizonte. (...)".


La gregueria, máximo recurso condensador de la prestidigitación verbal, cristaliza la expresividad poética y simbólica que líneas más arriba atribuíamos al habla infantil. Este procedimiento estilístico la hermana igualmente con Gloria Fuertes, asidua cultivadora de la gregueria, siempre más que un simple recurso retórico. Supone, además, el retorno más nítido a la etapa subjetiva en conexión con los "Poemas de mi hijo y yo" (14). El interlocutor con el que conversa a menudo la voz cancioneril es ese pequeño ser que irradia asombro ante el descubrimiento de las cosas más elementales que pueblan y sacuden la Tierra: paisajes, animales, fenómenos atmosféricos. ..Un mecanismo de pregunta-respuesta se pone en marcha, y desemboca en una explicación más poética que científica del mundo. El citado poema "El sol" podria servirnos de ejemplo, al igual que "Luceros" (0. c., p. 409), "El viento" (0. c., p. 410) o "Más animales" (0. C., pp. 424-426). El abanico de moldes creativos desplegado se completa con "Canciones para todo el año" (la música de las cuatro estaciones), "Canciones de corro" (melodía de la jovialidad), "Tarjetas postales" (donde teje refinadas estampas de la naturaleza mediante extraordinarios bordados metafóricos), "Tarjetas postales de Navidad" (época mágica para los niños) y, finalmente, las "Adivinanzas", inspiradas piruétas poéticas.

Arturo Medina, autor igualmente de libros infantiles (15), expresa en un artículo el siguiente deseo: "Yo le pediria al poeta que escribe para niños fluidez y brevedad, huida de toda detallada anécdota que, si es que se da, debe darse adelgazada al máximo; humor cuando el asunto lo requiera y nunca burda comicidad; llamada a la fantasía, incluso en los temas domésticos o cotidianos; alejamiento de actitudes admonitorias, separación de. trasnochadas moralejas. Sencillez, en suma, que no está reñida con el adorno tropológico y la musicalidad. Versos de arte menor bien elaborados, no sujetarse en exceso a la rigidez de la estrofa y el constante isosilabismo. Movilidad, ligereza, acordes con la versatilidad y premuras del niño" (16). A nadie se le oculta que tanto Gloria Fuertes como Ángela Figuera lo lograron con creces, porque escribir poesía infantil no es infantilizar la poesía. Seria, es, en todo caso, un homenaje y un acicate a la inteligencia de los niños -huella de esa mirada primigenia del hombre ante el amanecer del mundo-, al encanto verbal con que se expresan y, sobre todo, a la bujía interior que todos ellos -y los adultos que aún no han perdido la capacidad de aniñarse- llevan y se enciende siempre que se produce el milagro de música, palabra, sentimiento e idea cuyo nombre es Poesía.

 

*Notas

(13.) Apud "Obras completas de Ángela Figuera Aymerich", Zurgai (Recordando a Ángela Figuera), Bilbao, Diciembre 1987, p. 83.

(14.) Su paralelo con las Nanas de la cebo/la de Miguel Hernández, -autor que despertó un tempra-
no interés en Ángela Figuera- habría que buscarlo en éstos y no tanto, quizá, en las Canciones o
los Cuentos. El arrobo ante el hijo y, singularmente, el excelente estambre metafórico son comunes
a ambas obras.

(15.) El más conocido sigue siendo El silbo del aire, I, Antología lírica Juvenil, Barcelona, Vicens
Vives,1965.

(16.) Apud"EI niño y el fenómeno poético", Poesia infantil. Teoría,..., op. cit., p. 19.

Itzuli

Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2007 Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net